✿Koreanع١٥٧ツ✿ Amor a Corea !!
 
ÍndiceCalendarioFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse
Hola...!!!
Registrate!!

kawaii!!

Comparte | 
 

 EL BIGOTE DEL TIGRE

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
otzukamen

avatar

Mensajes : 19
Estrellas : 2866
Fecha de inscripción : 08/01/2010
Edad : 33

MensajeTema: EL BIGOTE DEL TIGRE   Jue Ene 21, 2010 12:25 pm

EL BIGOTE DEL TIGRE


Un día, una joven mujer llamada Yun Ok fue a buscar a un gran sabio ermitaño que vivía en una montaña para pedirle ayuda. El ermitaño era un mago muy sabio que sabía de conjuros y pociones mágicas.

Cuando Yun Ok entró en su casa, el ermitaño, sin voltear a verla , dijo:
-¿Por qué has venido?
Yun Ok respondió:
Necesito tu ayuda, estoy desesperada. ¡Hazme una poción! , si no me ayudas, estaré verdaderamente perdida.
-Bueno, ¿cuál es tu problema? -dijo el ermitaño
-Se trata de mi marido -comenzó Yun Ok-.
Desde que ha vuelto de la guerra se comporta de un modo extraño. Siempre está enfadado y ya casi no habla. A veces, cuando debería estar trabajando en el campo de arroz, lo veo sentado en la cima de la montaña, mirando hacia el mar.
-Los hombres que han ido a la guerra se comportan así al volver-dijo el ermitaño.
-Por favor, quiero una poción para mi marido, quiero que sea cariñoso y amable, como era antes.
-Muy bien, vuelve en tres días y te diré que hacer.

Yun Ok volvió tres días más tarde
-Lo he pensado -le dijo-. Puedo hacer tu poción.
Pero el ingrediente principal es el bigote de un tigre vivo. Tráeme su bigote y te daré lo que necesitas.
-¡El bigote de un tigre vivo! -exclamó Yun Ok-. ¿Cómo haré para conseguirlo?
-Si esa poción es tan importante, obtendrás éxito -dijo el ermitaño.

Yun Ok se marchó a su casa. Pensó mucho en cómo conseguiría el bigote del tigre. Al fin se le ocurrió, y una noche salió de su casa con un plato de arroz y salsa de carne en la mano. Fue al lugar de la montaña donde sabía que vivía el tigre.
Sin acercarse mucho a la cueva donde vivía, extendió el plato de comida, llamando al tigre para que viniera a comer, pero esa noche el tigre no vino.
A la noche siguiente Yun Ok volvió a la montaña, esta vez un poco más cerca de la cueva. De nuevo ofreció al tigre un plato de comida.
Así continuó todas las noches, acercándose cada vez más a la cueva, unos pasos más que la noche anterior. Poco a poco el tigre se acostumbró a verla allí.

Una noche, Yun Ok se acercó a pocos pasos de la cueva del tigre. Esta vez el animal dio unos pasos hacia ella y se detuvo. Los dos quedaron mirándose bajo la luna. Lo mismo ocurrió a la noche siguiente, y esta vez estaban tan cerca que Yun Ok pudo hablar al tigre con una voz suave y tranquilizadora.
La noche siguiente, el tigre comió los alimentos que ella le ofrecía. Después de eso, cuando Yun Ok iba por las noches, encontraba al tigre esperándola en el camino.
Cuando el tigre había comido, Yun Ok podía acariciarle suavemente la cabeza con la mano. Habian pasado ya seis meses desde la noche de su primera visita. Al final, una noche, después de acariciar la cabeza del animal, Yun Ok dijo:
-Oh, Tigre, animal generoso, es preciso que tenga uno de tus bigotes. ¡No te enojes conmigo!
Y le arrancó uno de los bigotes.
El tigre no se enojó, como ella temía. Yun Ok bajó por el camino, muy deprisa, con el bigote aferrado fuertemente en la mano.

Subió a la montaña para ver al ermitaño.
- ¡Lo tengo! ¡Tengo el bigote del tigre! Ahora puedes hacer la poción que me prometiste para que mi marido vuelva a ser cariñoso y amable.
El ermitaño tomó el bigote y lo examinó. Satisfecho, pues realmente era de tigre, se inclinó hacia adelante y lo dejó caer en el fuego que ardía en su chimenea.

- ¡Qué has hecho con el bigote! ¿Por qué lo has tirado al fuego?- gritó la joven mujer, angustiada
-Explícame como lo conseguiste -dijo el ermitaño.
-Bueno, cada noche iba a la montaña con un plato de comida. Después de mucho esperar, me fui ganando la confianza del tigre. Le trataba con cariño y tenía mucha paciencia. Todas las noches le llevaba comida, nunca me di porvencida.
Yun Ok se puso a llorar,

El ermitaño se acerco y le dijo:
-Si, domaste al tigre y te ganaste su amor y confianza
-Ya no hace falta el bigote. Yun Ok, déjame que te pregunte algo: ¿es acaso un hombre más cruel que un tigre? ¿Responde menos al cariño y a la comprensión?
Si puedes ganar con cariño y paciencia el amor y la confianza de un animal salvaje y sediento de sangre, sin duda puedes hacer lo mismo con tu marido. No necesitas más magia de la que tu misma tienes.
Yun Ok dejó de llorar y volvió a su casa dispuesta a tener paciencia y recuperar a su marido.


CUENTO COREANO ANONIMO


Cualquier duda, vayan hacia la seccion de dudas abran un nuevo tema y digan de que seccion o nota viene y cual es su duda.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
EL BIGOTE DEL TIGRE
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» CHICAAS!! El bigote de NICK!!!
» Nick Jonas se pone bigote
» lo tomas o lo dejas (?)
» Raves, !preparate! !Tu castigo ha llegado!
» pide la foto

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
TwoWorlds :: Zona Cultural ^^ :: Cuentos y Leyendas!!-
Cambiar a: